(didáctico ) Sistemas de Impresión e Impresión Digital

Esquema interactivo ( dar click para ver el diagrama )

Sistemas de Impresión http://www.marcelobraz.com.ar/animaciones/impresion.html

Impresión Digital http://www.marcelobraz.com.ar/animaciones/electrofotografico.html

Anuncios

Material, términos, expresiones y métodos de ENCUADERNADO

Se llama Encuadernación de un libro usado, antiguo o a la confección de nuevas de un libro u objeto, con materiales similares a los del libro.

Esta técnica es tan antigua como la propia escritura, y si esta representa el amor de un autor por el tema que desarrolla, el Encuadernado es el amor del lector por la escritura.

La Encuadernación ha empleado los materiales y seguido los métodos propiciados por el momento y lugar donde se ha utilizado, y llega a nuestros días facilitada por la incorporación de tecnología, nuevos materiales y sustancias, pero básicamente nutrida de operaciones cuya utilidad ha significado supervivencia en el tiempo.

Este cuadernillo, de mil sin imágenes, tomado a prisa durante las clases, trata de ser un recordatorio para los que asistieron, más que una guía para los que aún desconocen el oficio de la Encuadernación.

En él se intentan describir en sucesivos apartados el material empleado durante estos días, las diferentes técnicas y operaciones aprendidas (menos que las enseñadas), así como los términos y expresiones tomadas al vuelo de uso común en el oficio.

MATERIAL

CIZALLA

COLA

GUILLOTINA

PRENSA DE SACAR CAJOS (Volver)

PRENSA DE SATINAR CON MESA

INGENIO

TELARES

PAPELES Y TEJIDOS (Cuadernillos 16 páginas)

TEFLEX: Papel especial sin brillo. Tamaños: 70 x 100, 64 x 88.

GUAFLEX: Papel con brillo.

LITO: Papel para hacer guardas, con dibujo haciendo aguas.

PAPEL PERJURADO: De textura especial, tipo antiguo.

PAPEL COUCHÉE: Papel con brillo.

MACULATURA: Papel usado, aún utilizable para soporte y otros usos.

TAMAÑOS:

PLIEGOS: Hoja de 70 x 100.

MEDIO PLIEGO: La mitad del anterior tras un “corte al centro”: 50 x 70. Salen 2 de un pliego.

DOBLE PLIEGO: La mitad del anterior tras el llamado corte en cruz: 35 x 50. Salen 4 de un pliego.

DOBLE FOLIO: La mitad del anterior tras nueva doblez, 25 x 17,5. Salen 16 de un pliego.

MANO: 125 pliegos.

RESMA: 500 pliegos. MEDIA: 250 pliegos.

CARTÓN ENTRECOLADO: De 105 x 75. Su numeración x 100 indica su peso. Ej.:Nº 8 pesa 800 gramos; hasta veintitantos. De un cartón salen 9 tapas o paños cortando a 35 y a 25 cm.

CARTÓN ALMOHADILLADO ó ACOLCHADO: Contiene espuma entre dos láminas.

PAÑOS: Partes. Se aplicó a los fragmentos del cartón aprovechado para hacer las tapas del libro.

TARLATANA: Tela para refuerzo.

BADANA ó BECERRILLO: Piel de cabra. Calidades de 1ª a 3ª.

BADANA VALENCIANA: Dibujo jaspeado.

DE UNIÓN

HILO: De nilón de una sola hebra, aunque se maneje doble. (hecho con fibra de lino)

BLANCA: Hecha de resinas, color agradable y elasticidad después del secado.

ENGRUDO: Inicialmente fabricado con harina de almorta.

Receta: 3 onzas y media (100 gr.) harina, 1 cucharada de té de alumbre, 7/8 de pinta (1/2 litro de agua fría), 2 gotas de formaldehído.

DE CONTACTO: Preparada.

UTILES

PLEGADERA: Útil para planchar el ángulo formado en un pliegue; Pueden ser de:

HUESO: Especial para piel.

MADERA: Para papel y otros materiales.

CHIFLA: Cuchilla plana de hoja frontal redondeada para rebajar el borde de la piel.

CUTTER: Cuchilla para corte de punta encastrado en su mango.

MARTILLO: El encuadernador los utiliza de plástico y goma.

COMPÁS: De puntas finas muy preciso, para tomar medidas.

BRONCES: Moldes de letras, para dorar.

FALSO LOMO: Pieza de madera de cara curvada conformando un lomo. Sirve para dar esa forma al lomo, ensayar el dorado….. .

PESO: Loseta de piedra para prensar encuadernados.

PIEDRA LITOGRÁFICA: Especial muy lisa, sirve de base para rebajar la piel mediante la chifla.

GUBIA: Formón de sección curva.

MÁQUINAS

PRENSA DE DORAR

PRENSA VERTICAL

BURRO

TELAR: Bastidor para coser.

INGENIO: Para igualar los bordes de un libro.

TÉRMINOS Y EXPRESIONES

 ELEMENTOS DEL LIBRO

PORTADA: Primera tapa.

DELANTERA: Parte por donde se abre el libro.

CABEZA: Parte superior del libro.

PIÉ: Parte inferior del libro.

LOMO: Parte cosida del encuadernado. Falso: Listón generalmente de madera, en media caña, que provoca la forma curva de un lomo.

CAJO: Distancia entre el lomo  y las respectivas tapas.

NERVIOS: Crestas horizontales del lomo.

TEJUELO: Espacio que queda entre los nervios, donde se inscribe el título, autor… Generalmente superior e inferior.

CABEZADA: Borde de hilo en cabeza y pié de lomo.

REGISTRO: Cinta desde la cabezada para marcar las páginas en la lectura.

LOMERA: Papel del lomo en la media encuadernación.

GUARDAS Y CONTRAGUARDAS: Cubiertas de papel que cierran la tapa por la parte interna y prolongándose forman la primera hoja del libro. (El mejor adhesivo es el engrudo porque es mas limpio, flexible y se moldea mejor).

GUARDAS DE CORTESÍA: Tras separar los pliegos de un libro, sobre la primera página, evita el maltrato durante el proceso y forma parte del encuadernado  definitivo.

CEJA: Parte saliente de la tapa que protege el encuadernado.

PLIEGO: Cada uno de los cuadernillos de que se compone el libro.

ENCARTE: Página que se incluye en un libro ya cosido.

LÁMINA DE ENCUENTRO: Impresión que ocupa dos páginas sin medianil.

CAJA: Parte impresa de una página.

BLANCOS: Márgenes: de cabeza de pié ó de delantera.

MEDIANIL: Margen entre caja y lomo.

VUELTO: Característica que da al libro tener el lomo curvado.

RECTO: Libro con el lomo plano.

DEL PROCESO DE ENCUADERNACIÓN

ALZAR: Tomar uno a uno los pliegos en la tarea de componer.

COMPONER: Juntar ordenados los pliegos.

CONTAR: Contar hojas. Se realiza separándolos en abanico.

DOBLAR: Recoger por la mitad (una sola vez).

PLEGAR: Doblar varias veces.

EMBUCHAR: Meter un pliego en otro.

FRAILE: Arruga en la esquina del papel, durante el plegado.

FRANQUEAR: Limpiar la cola sobrante después de pegar hoja ó pegar las guardas a las tapas.

OREJAS: Dobleces en los bordes de las hojas de los libros viejos.

SACAR: Recoger guardas apiladas en tejado tomándolas por la doblez, hacia arriba y dejándolas cerradas.

SENTAR: Primera operación de meter en tapas.

VOLTEAR: Girar los pliegos desde el montón hacia el telar. Evita el desorden al convenir, presentar el montón de dorso y cabecera a la derecha y en el telar de lomo y cabecera.

VOLVER: Dar al lomo una sección redondeada.

BORNEAR: Curvar en media caña la cartulina del lomo.

RISCLAR: Deshilachar los cabos del cordel tras el cosido a la española, para extenderlos y pegarlos.

SALIR DE COSTURA: Sacar el libro del telar una vez cosido, alzándolo por las guías de cordel, antes de cortar éste.

DAR UNA AGÜITA DE COLA: Aplicar la cola en agua fina.

APROVECHAR COSTURA: No descoser un libro por estar completo y suficientemente prieto.

METER EN TAPAS: Poner el libro dentro de las tapas.

PEGAR HOJAS: Pegar completamente una hoja a la anterior, tapa ……etc.

MAULA: Defecto al dar de cola un papel. También: mentira.

TENER EN VILO: Salvar los encolados alzándolos de la mesa mediante su apoyo en un objeto.

BODRIOS: Cúmulos de papel de encuadernar en las esquinas de las tapas.

FRANQUEAR: Limpiar.

RASPAR: Guillotinar llevándose muy poco margen.

DEL DORADO

DORAR: Realizar inscripciones, tradicionalmente doradas en las tapas de los libros.

Se realiza con Pan de Oro, Material: Bruñidor de ágata (liso y con forma de diente de perro)

DE LA PRESENTACIÓN FINAL DEL LIBRO

ALAS: Libro largo de cejas.

CIEGO: Libro corto de cejas.

ENCUADERNACIÓN COMPLETA: La realizada con material igual.

MEDIA ENCUADERNACIÓN: Realizada con diferente material ó encuadernación a la Holandesa.

MAQUETA: Modelo inacabado, permitiendo mostrar detalles de la encuadernación.

ARTE FINAL: Modelo concluido por completo.

MÉTODOS

1º.-  ENCUADERNACIÓN A LA AMERICANA

            Es la encuadernación de hojas sueltas más sencilla. Las hojas, alineadas y prensadas por el lomo se colocan en abanico, aplicando sobre éste cola blanca. Se sitúa un papel arriba y otro abajo pasando en prensa un día. Una vez seco se pega la tarlatana y finalmente papel de enlomar.

2º.- ENCUADERNACIÓN A LA ESPAÑOLA

            Es una de las técnicas empleadas para la Encuadernación mediante cosido. Se utiliza para libros compuestos por cuadernillos, que se llaman pliegos. La particular forma de cosido se describe con otros pasos que son comunes a otras técnicas.

OBTENCIÓN DE LOS PLIEGOS.

–         Quitar la tapa entera y tirarla (Todo lo que pone en la tapa lo repite en la primera página.

–         Llevarse en lo posible la cola del lomo.

–         Localizar exactamente cada pliego. Puede haber hojas de más, pegadas. Deben despegarse.

–         Alisar dobleces (orejas).

–         Localizar los centros y cortar los hilos. Separar los pliegos uno a uno.

–         Terminar de quitar la cola pasando el cuchillo, raspando por el lomo.

–         Numeración de pliegos: Mediante signatura: número en la primera página de cada pliego, en pie y hacia delantera. Mediante chivato: marca a la altura correlativa en el lomo de cada pliego.

–         Colocar guardas de cortesía.

FABRICACIÓN DE TAPAS.

–         De cartón para las tapas. La cartulina para el lomo, si éste va a quedar vuelto, que es decir (redondeado). Si va recto, será también de cartón, como las tapas, en cuyo caso deberá dejarse algo más de cajo.

–          Encuadernación completa.- Se dice la que presentará del mismo material y una sola pieza la parte visible: lomo y tapas. En este caso se sitúan esas piezas sobre el papel mojado de engrudo, se inclina éste sobre los cartones con cuidado de no dejar espacios. Las esquinas se recojen con los pulgares, antes de doblar el papel de la parte de la delantera. Se vuelve la tapa y con la ayuda de la plegadera se marca el cajo.

–         Media Encuadernación: Se aplican los cartones y la cartulina sobre el lomo, y posteriormente se completa con papel, normalmente de inferior calidad, procurando que monte poco sobre el material con que se ha encuadernado el lomo, finalmente se pasa con fuerza el lomo de la plegadera en esa unión.

–         Encuadernación a media Holandesa con cuero.- Lomo de piel. Se recorta la piel para que ocupe 1/3 del ancho del libro y que sobre 2,5 cms por pie y cabeza. Se chifla la piel, más de 2,5 cms en cabeza y pie, para que no abulte al doblarlo.

–         Media Encuadernación con puntas: Suelen ser del mismo material que el lomo, de calidad para evitar el daño de las puntas.

SERRADO DEL LIBRO.

–         Cosido

–         Coser 4 serrados: Los centrales para los cordeles. El primer pliego no se sierra, se señala. Los pliegos ya serrados, se sitúan en el telar acogiendo en los serrados centrales los dos cordeles que mantiene a tensión vertical el telar. La hoja central del pliego se destaca con la mano izquierda. La aguja se enhebra por el pliego desde el lomo hacia el ángulo, por el primer agujero de la derecha, se encuentra con el cordel en el segundo aserrado y pasa entre este y el ángulo del pliego, para salir hacia nosotros en el 4º aserrado. El segundo, enhebrado en dirección opuesta, se cose con el cabo que sobresale por el primer aserrado del primer pliego mediante tres nudos. Los restantes pliegos van unidos en cadeneta con el anterior, al lado en que termina y desde donde se realiza la siguiente pasada del hilo. El último, 3 nudos. Finalmente se sale de costura cortando el cordel a cierta distancia a ambos lados del lomo. Se concluye el cosido dando una “agüita” de cola a la costura, que se deja secar hasta el día siguiente antes de encartonar.

ENCUADERNACIÓN COMPLETA.

–         Después de dejar un día actuar la cola que se ha dado en el lomo y haber recortado el libro a guillotina, se da una ligera capa de cola (lo que se denomina “refrescar el lomo”) dejándolo secar durante 10 minutos aproximadamente y se procede a voltear el lomo, o sea sacarle en forma de curva, a la vez que la delantera va quedando a media caña. Para ello, en primer lugar se pasa el pulgar por el borde delantero de las hojas para quitar en lo posible la inclinación –o vicio- dejado por la acción de la guillotina y con el libro en abanico enseñado hacia abajo, apoyado en un peso o cualquier plataforma sólida, se golpea suavemente con un martillo blando –plástico ó de goma-, las líneas de costura a fin de dejarlas algo flojas, repitiendo la operación por el otro lado, luego el libro de pié y con los dedos tanto por el mismo lomo como empujando con el pulgar por la delantera, se da forma redondeada al lomo que se vuelve a golpear en toda su longitud con el mismo martillo y finalmente con un hierro, golpeando estrictamente en plano a todo lo largo del lomo, para que este no sea más ancho por el lomo que por las hojas.

–         Preparación de Tapas: Las tapas están formadas por el cartón forrado por el papel de encuadernar (Guaflex, Teflex, Piel etc.). Se corta el cartón, en primer lugar por la altura, dejando la ceja oportuna, cuya relación con la altura del libro, no siempre es directa ya que libros muy voluminosos pueden desencuadernarse con el tiempo se se dejan de pie sobre cejas altas, en cambio en los libros poco pesados, las hojas sin apoyo no suponen un peso determinante que haga temer su despiece. Como medida de referencia, 0,5 cm de ceja a pié y cabeza. A continuación se corta de ancho tomando como referencia el límite del lomo, es decir, donde se sitúa el primer pliego y midiendo hasta la delantera del mismo pliego la ceja será la que resulte de adelantar esa tapa para dejar el oportuno cajo. Debe recortarse asimismo la cartulina del centro, de un cartón fino (cartulina), de la misma altura que las tapas y de ancho lo que mida el lomo que al ser curvo es algo más que el propio espesor del libro. Se corta el registro disponiéndolo en diagonal por encima del libro, se corta 1-2 cm por fuera de cada esquina y se introduce en el centro del libro, plano contra el centro y dejándolo asomar por arriba 1 cm. Para su inclusión definitiva, se da cola en ese extremo del lomo y dejándola un tiempo hasta que obtiene mordiente, se inclina sobre ella el cabo superior del registro que debe quedar así pegado. El cabo inferior, abriendo el libro en otra página, se introduce en ella para que no se manche, quedando únicamente a la vista por abajo el paso del registro de una a otra hoja. La cabezada con la parte más protuyente (el vivo) hacia el libro, se pega después de dar otra capita de cola sobre los extremos del lomo, cubriendo la de arriba el cabo del registro.

–         Enlomar: Esta operación va a fijar convenientemente el lomo y consiste en pegar un papel u otro material abrazando el lomo sin llegar a los extremos y sobrando tres o cuatro centímetros para su adecuado manejo. Para ello se da de cola nuevamente el lomo, se asoma éste por el borde de la mesa y sujetando el papel de enlomar desde arriba se inclina con tensión por la curva del lomo hacia abajo; se da vuelta al libro pisando el extremo anterior del papel y se termina de asentar el papel a todo el lomo; finalmente, con una plegadera o el canto del pulgar se afirma este papel al lomo.

Siguiendo con las tapas, se colocan éstas con la cartulina del medio sobre el papel    de encuadernar, cuidando de dejar una distancia entre aquellas para cajo se recorta el papel con un margen de 2 cm por cada lado. Se da de cola desde centro hacia arriba y abajo y luego en abanico; con las puntas de los dedos se sujeta por la parte encolada y se termina la otra; se deja un poco a que coja mordiente y se sientan las tapas y la cartulina en la misma disposición que antes; se cortan las puntas del papel de manera que sobresalgan de las puntas de la tapa algo menos de 1 cm.; apretando con los pulgares sobre las tapas, se levanta con los dedos el papel y se dobla sobre las tapas, reafirmándose con los dedos, luego la parte de la cartulina, luego de otro lado, finalmente con la plegadera se marca el límite del cajo por dentro apretando el papel contra las tapas. De lado, se levantan una tapa enfrente de nosotros se sienta el papel sobre el canto del cartón y finalmente todo el lateral cuyos límites quedan en bisel gracias al corte de las puntas que además evitará la acumulación de papel en ellas con formación de aglomerados llamados bodrios; de todas formas se deben golpear las esquinas, se golpean para achatarlas lo más posible. Igualmente por detrás la parte vista del libro, se marca el cajo con la plegadera.

–         Meter en tapas: Consiste en poner estas tapas al encuadernado anterior. Para ello se da unos toques de cola a las aristas del enlomado; se coloca el libro sobre las tapas. El libro al derecho, con lomo hacia nosotros, se toma por pié y cabeza y se situa contra la primera tapa dejando las cejas. Con la tapa trasera se apoya paulatinamente la cartulina del lomo sobre el vuelto, pasando finalmente el pulgar de canto sobre el lomo para que quede bien pegado.

MEDIA ENCUADERNACIÓN Y ENCUADERNACIÓN CON PUNTAS (A la Holandesa)

En este caso el papel de encuadernar sobre el que se sitúan las tapas y la cartulina del  medio, solo abarca un tercio de las tapas denominándose “La lomera” y concluyendo el resto de la tapa con otro papel. Su finalidad es incorporar de forma escueta material mas resistente a la parte del libro que mas se gasta (lomo). A la vez mejora la apariencia de la biblioteca. De igual forma la encuadernación con puntas en que se recortan puntas del mismo material que la lomera para las cuatro esquinas de las tapas. En este caso el resto del papel sufrirá un recorte de puntas mayor antes de pegarlo a las tapas a fin de dejar visibles las que de un material mejor se hayan pegado en las esquinas.

–         Empaquetado: Con el lomo hacia nosotros, el papel transparente, no debe sobrepasar la altura del libro en cabecera y pié. Se empieza por cubrir el lomo, luego la delantera y plegando a los lados de la delantera y del lomo se atrae el papel de la contraportada y luego la portada.

ENCUADERNACIÓN EN HOLANDESA

Se trata de la encuadernación con lomo de piel y planos de tela o papel de fantasía.

Una vez preparado el lomo de piel, habiendo marcado los nervios y chiflando adecuadamente la piel así como el enlomado del libro, se pegan los cartones al    enlomado, dejando éstos cortos de cola a fin de solo fijarlos. Los cartones suelen quedar algo desplazados hacia la delantera del libro, pero luego pueden afinarse en un paso anterior. El lomo, si aún no es suficientemente curvo, se hornea. A veces es conveniente empaparlo algo de agua. Una vez en forma se asienta sobre maculatura y en posición transversal a nosotros, se empapa la piel por la parte interna de engrudo, abundantemente y varias veces, salvando la cartulina.La piel se aplica en su posición correcta sobre el lomo del libro, ciñéndola bien sobre éste con ayuda de los dedos, la plegadera, esta vez de hueso y pasa a introducirse el sobrante de piel de cabeza y pié hacia la tapa, por debajo del papel del enlomado ya que no estaba completamente pegado a la tapa. Con ayuda de la plegadera se ciñe bien, tanto el propio lomo como hacia las tapas, la cabeza y el pié. En la piel que cubre la tapa pueden observarse ondas semicirculares abiertas hacia los tejuelos.

Pueden eliminarse mediante (….)

       3º .- ENCUADERNACIÓN A RÚSTICA

–         ENCUADERNACIÓN A RÚSTICA

–         Coser a Rústica: Serrar el conjunto de pliegos bien alineados y juntos mediante la presión de un gato en un borde de la mesa. El corte, de una profundidad suficiente para que llegue a la hoja central del pliego, donde deberá acceder la aguja, se practica a una distancia suficiente del,pié y cabeza respetando siempre 1 cm a cada lado para el corte de la guillotina y practicándolos más hacia dentro una distancia que pueda conceder consistencia al cosido. Se practican dos cortes con una sierra, colocándonos enfrente de la operación.

–         Coser. Colocando el libro con la delantera hacia nosotros, algo alejado nos hacemos con el primer pliego volteando de manera que queda hacia nosotros el lomo y abriendolo por el centro entramos con la aguja ya enhebrada de hilo de nylón por el orificio del aserrado de la derecha, desde dentro del pliego lo sacamos hacia nosotros por el orificio de la izquierda. Tomamos volteando de la misma forma el 2º pliego y pasamos el hilo igualmente pero de izquierda a derecha para hacer coincidir la operación. Una vez asomado por la derecha se anuda al cabo restante mediante tres nudos sencillos a la tensión de acuerdo a textura del papel (el papel antiguo es frágil)

y  de nuevo desde la derecha se enhebra el tercer pliego de derecha a izquierda, pero ahí se fija el hilo a la unión del primer con el segundo pliego, en cadeneta, tensando el cabo primero hacia fuera, en este caso a la izquierda y luego hacia arriba para enhebrar el cuarto pliego en que el cabo se fijará en cadeneta a costura derecha y así sucesivamente hasta el último pliego en que el nudo de la cadeneta será triple. En caso de acabarse el hilo se atará uno nuevo de tal manera que el nudo quede en el centro de un pliego. Los cabos se cortan a 1cm. También se puede hacer de otra forma, hacer un nudo de cadeneta al principio del serrado y con hilo nuevo anudar y dejar el nudo fuera del cuadernillo que quede en el lomo.

–         Poner las Guardas: Se procede al doblado y corte del pliego para confeccionar las guardas que miden el doble del tamaño del libro, cuidando de no incluir el margen blanco, se doblan por la mitad y se preparan para su encolado presentando los dos lomos en escalerilla a una distancia de medio cm. (o más pequeña de acuerdo con el tamaño del libro), procediendo al encolado de ambos lomos en ese margen se separan deslizándolos y se dejan sobre la mesa, apoyados sobre algún objeto que los separe de ella, “en vilo”. Colocando el libro de delantera hacia nosotros con la cabeza a la derecha se toma una guarda que se sienta sobre la cara superior del libro junto al lomo del que se separa mínimamente alineándolo en la cabeza del libro y fijándola hacia el pié, volteando el libro se sienta la guarda inferior cuidando que en este caso la cabeza queda a la izquierda.

–         Recorte de guillotina: En orden delantera – pié – cabeza.

–         Volver: Golpear a martillo el lomo del encuadernado para sacar la media caña en la delantera. Se realiza en tres posturas. Debe golpearse especialmente los extremos de las costuras. Una vez vueltos se dejan los libros apilados en disposición alternada de tal forma que los lomos de los libros asomen entre las delanteras de los otros. Así se dejan 1 hora; a continuación se coloca la cabezada y el registro que si es único va en el centro y si son varios,  distribuidos en la cabezada.

  Autor: Herminio Sobrino López 

Historia del Libro

52 Páginas en Word. Historia del libro

Ultimo Taller del año . Encuadernado Artesanal

Dictado por : el Artista Plástico Esmelyn Miranda.

Dirigido a : todos los estudiantes de la escuela de Arte interesados en aprender y elaborar sus propios encuadernados, no importa el semestre que estén cursando.

Lugar: Universidad Arturo Michelena

Taller dividido en 2 dias : Lunes 19 y Miércoles 21 de Noviembre Ambos días en el mismo horario. 

Hora: de 1:00 a 3:00 PM

Aula ( a confirmar)

Hasta el Viernes 16 se mantienen las reservas.

Cancelar a la Prof. Ana Annecca aula E. 3 -8

El taller se dividirá en 2 partes, donde desarrollaran desde la técnica más sencilla hasta una de las más complejas en los que se irán conociendo las partes básicas que conforman un libro y su encuadernado.

1- Cosido Japonés:

2- Encolado.

3- Cosido a la Greca.

  • MATERIALES – Cosido Japonés – :

En primer lugar se armara un pequeño cuadernillo de hojas sueltas o costura japonesa, esto con la intención de ir familiarizándose con los materiales, definiciones y procesos.

Cada Alumno deberá traer:

10 hojas de opalina.

Cartón 1 en kilo.

Tela.

Sedalina de cualquier color.

Aguja punta roma.

  • MATERIALES – Encolado:

En esta técnica se utilizaran las diferentes formas de encolado de hojas sueltas.

Cada Alumno deberá traer:

20 hojas de opalina.

Cola blanca 236 (Hércules).

5 Ganchos mariposas medianos.

  • MATERIALES – Cosido a la Greca.

En esta técnica se realizara el cosido entre cada uno de los cuadernillos entretejiéndoles y dándoles la forma de libro, además de la formación libro-tapa para su la finalización del encuadernado.

Cada Alumno deberá traer:

2 agujas grandes punta roma

2 metros de hilo encerado.

Punzon o pica hielo.

50 hojas bond tamaño carta.

Total de Materiales para el Taller 

1 ) cutting mat o cartón en kilo para proteger las mesas .

Pliego de cartón 1 en kilo. (Suficiente para las tapas de las 3 encuadernaciones).

Medio metro de tela.  (Preferiblemente que no sea franela).

Cola blanca 236. (Hércules).

2 Pliegos de papel (cualquier color y textura)

2 pinceles planos nro. 6, nro. 12.

1 cucharilla (funcionara como plegadera)

50 hojas opalinas o cartulina escolar

50 hojas bond tamaño carta.

2 agujas grandes de punta roma.

5 ganchos mariposas.

2 metros de hilo encerado

Regla de metal de 30 cm.

Punzon o picahielos.

Exactos.

Tijera.

Tela de algodón crudo, loneta (refuerzo de cuadernillos). Un retazo alcanzara.

______________________________________________________________

Se agradece Puntualidad .